Nosotros Contactos RSS
Logo Aquí Noticias  
VIDEO
 
 
     
Aqui Noticias| | Nota
03 / Febrero / 2017 | 6:42 p.m.
Revoca Estados Unidos 60 mil visas
/El Financiero /Washington

Foto: Internet
WASHINGTON/ El Financiero.-
Estados Unidos revocó decenas de miles de visas de personas después que el presidente Donald Trump prohibió la entrada al país de personas provenientes de siete países del Oriente Medio, lo cual desencadenó protestas en todo el país y decenas de demandas.

El número de visas, que se requieren para viajar a Estados Unidos, es de menos de 60 mil, dijo Will Cocks, portavoz de la Oficina de Asuntos Consulares del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Hizo su comentario después que Erez Reuveni, un abogado gubernamental, dijo en una corte federal este viernes que la cifra era de más de 100 mil visas.

Cuando se le preguntó sobre el asunto, Sean Spicer, portavoz de Trump, dijo: “No tengo detalles en este momento”.

El abogado habló en una audiencia en Alexandria, Virginia, donde un juez federal falló que el estado puede tomar la iniciativa en un juicio civil donde se sostiene que la prohibición de viajes de Trump es inconstitucional y daña a residentes y visitantes. Asimismo, la jueza federal de distrito Leonie Brinkema extendió hasta el 10 de febrero una restricción temporal que impide al Gobierno federal aplicar la prohibición del presidente.

El edicto del presidente Trump, firmado sin notificación previa el 27 de enero, creó un caos en los aeropuertos de todo Estados Unidos cuando viajeros de los países afectados que ya estaban en camino a Estados Unidos se enteraron al aterrizar de que no podían dejar el aeropuerto.

Algunas de esas personas eran residentes legales en Estados Unidos que tenían la llamada “green card”, o tarjeta verde, así como visas que les permitían trabajar. A algunos de los visitantes se les pidió que volvieran a sus puntos de origen al tiempo que surgían protestas espontáneas en las terminales internacionales.

“Nunca vi un desbordamiento público tan grande como en este caso”, dijo Brinkema. “La gente está realmente trastornada”.

Fuente: el Financiero